Wellness shots para fortalecer las defensas

Ya estamos en 2021 y queremos que empieces el año con energía y cumpliendo los propósitos para llevar un estilo de vida más saludable, haciendo más ejercicio y comiendo mejor. Para ello, queremos darte algunas

Ya estamos en 2021 y queremos que empieces el año con energía y cumpliendo los propósitos para llevar un estilo de vida más saludable, haciendo más ejercicio y comiendo mejor. Para ello, queremos darte algunas ideas como descubrir los beneficios del yoga, por ejemplo, porque es una forma genial de trabajar mente y cuerpo.

Si lo que quieres es conseguir ponerte en forma, prueba con nuestros servicios online de clases o entrenador personal y descubre los beneficios de los entrenamientos personalizados. Para mejorar tu alimentación, te animamos a probar los wellness shots, unos «chupitos» caseros que sirven para fortalecer las defensas, una forma fácil y riquísima de darle un empujón a tu salud y empezar a incluir más fruta y verdura en tu dieta.

Seguro que alguna vez has visto (o incluso has probado) los llamados wellness shots. Unas botellitas de zumos de colores muy llamativos que prometen hacer maravillas en tu cuerpo. Algunos de estos zumos hacen afirmaciones referentes a la salud un poco a la ligera y para atraer al consumidor; la mayoría de las veces sin ningún respaldo científico, a pesar de su precio tan elevado. La verdad es que los wellness shots no son la panacea de la salud, pero sí que son una forma divertida, rápida y muy rica de tomar una dosis extra de frutas y verduras y fortalecer las defensas así que pasa de los wellness shots tan caros de las tiendas y prueba estas recetas de chupitos caseros para fortalecer las defensas.

¡No hace falta tener licuadora! Sólo necesitas: una batidora con potencia para poder batir todos los ingredientes, un colador de malla para colar la pulpa sobrante (opcional, la puedes dejar, ¡está buenísima y llena de vitaminas!) y un recipiente para guardar el zumo.


El chupito anti-resfriados

  • 10/11 dientes de ajo
  • 1 1/2 o 2 tazas de agua
  • 1/4 de taza de vinagre de manzana
  • El zumo de un limón
  • 4 cucharadas de miel (o más al gusto)

Este chupito tiene una base de vinagre de manzana. Parece sorprendente, pero el vinagre de manzana se ha tenido en cuenta por la comunidad del bienestar durante años por su capacidad de ayudar a prevenir los picos de azúcar en sangre, mejorar los niveles de colesterol y mejorar la salud intestinal. Además, sus otros ingredientes hacen de este chupito uno de los favoritos para combatir el resfriado.

  • La miel, además de actuar como un endulzante natural, te ayudará a aliviar la irritación y el picor de garganta.
  • El zumo de limón recién exprimido está cargado de vitamina C que ayuda a repeler el resfriado.
  • El vinagre de manzana equilibra el pH de tu cuerpo y tiene prebióticos naturales que ayudan a la salud intenstinal.
  • Ajo. Sí, ajo. El ajo es genial para aliviar la congestión y está lleno de propiedades que fortalecen el sistema inmune.

Para prepararlo, primero hierve 10 minutos a fuego lento el ajo en el de agua y cuélalo. Mézclalo con el vinagre de manzana, el zumo de un limón y, por lo menos, 4 cucharadas de miel. Tómatelo 2 o 3 veces al día o cuanto lo necesites. Aguanta en la nevera hasta 5 días y puedes volver a calentarlo antes de tomarlo.

El chupito protector

  • 2 naranjas peladas y desgajadas
  • 1/4 de taza de jengibre fresco pelado (opcional) y cortado
  • 1 remolacha pequeña asada
  • 1 taza de agua (o al gusto)

La remolacha tiene grandes beneficios para la salud y, además, ¡le da al batido un color precioso! Este bonito tubérculo de color morado fuerte puede ayudar a disminuir la presión sanguínea y mejorar la salud cardiovascular. Y cuando lo mezclas con naranjas que le dan extra dulzura y Vitamina C y la frescura y protección del sistema inmunológico que da el jengibre, consigues un chupito ideal para empezar el día con energía.

Para prepararlo, asa la remolacha, pela las naranjas y el jengibre y trocéalos. Bátelo a máxima velocidad y ve añadiendo agua hasta conseguir la consistencia deseada. Aguanta en la nevera hasta 3 días y esta receta hace hasta 6 chupitos grandes.

El chupito detox

  • 1/4 de taza de jengibre
  • 1/2 taza de zumo de limón

Sí, sólo dos ingredientes. Pero no te confíes porque ¡es intenso! Es una mezcla simple con un sinfín de beneficios para la salud. Sácale el máximo beneficio bebiéndolo en ayunas o antes de las comidas.

  • El jengibre es un potente y milenario remedio natural. Esta raíz ha demostrado reducir las nauseas, mejorar la salud cardiovascular y tiene unas propiedades antioxidantes sorprendentes.
  • El zumo de limón contiene una gran concentración de vitamina C y potasio, y el ácido cítrico facilita las digestiones ayudando a deshacer la comida en el estómago.
  • Si quieres darle un toque extra, prueba a añadirle una pizca de cayena y 2 cucharadas de agua de coco.

Para prepararlo, simplemente pela y corta el jengibre y mézclalo en la batidora junto con el zumo de limón. Puedes guardarlo en la nevera hasta una semana.

El chupito verde

  • 3 puñados de espinacas
  • 1/4 de limón (si es orgánico, con la piel incluida)
  • 1 manzana verde

Si te cuesta incluir el verde en cada comida prueba este rápido y potente chupito de 3 ingredientes. Las espinacas son una fuente increíble de antioxidantes con propiedades anticoagulantes, cargadas con vitaminas A y K y ácido fólico. Además, tienen propiedades saciantes. Va genial para el pelo, la piel y el organismo.

Para prepararlo, simplemente bátelo todo en la batidora y (si quieres) cuélalo. Si no, puedes reutilizar la pulpa sobrante sofriéndola con AOVE, ajo, tomate y parmesano para hacer una deliciosa salsa para pasta.

 El chupito de oro

  • 1 1/2 tazas de agua de coco
  • 5 cm de cúrcuma fresca o 2 cucharadas de cúrcuma en polvo
  • De 2 a 5 cm de jengibre fresco
  • El zumo de 1/2 limón
  • 1 ó 2 cucharadas de miel (al gusto)
  • Una pizca de sal

Te aconsejamos no ponerte nada blanco cuando hagas esta receta. Es una bebida dorada con lo mejor de la tierra que combina las propiedades anti-inflamatorias de la cúrcuma con la súper hidratación del agua de coco. ¡Está llena de beneficios!

  • Los beneficios de la cúrcuma provienen de unos compuestos únicos llamados curcuminoides. La cúrcuma ha probado tener grandes efectos positivos en enfermedades como diabetes tipo II, enfermedades inflamatorias del intestino e incluso cáncer.
  • El agua de coco tiene electrolitos naturales una gran dosis de potasio. Esto la convierte en una buena forma de potenciar tu hidratación, sobre todo después de hacer ejercicio.
  • El limón cuenta con vitamina C, que ayuda a mantener un fuerte sistema inmunológico.

Para prepararlo, pela la cúrcuma y el jengibre y bátelo a velocidad alta junto con el resto de ingredientes. Puedes guardarlo en la nevera hasta 3 días.


Ten en cuenta que estos chupitos para fortalecer las defensas pueden ser muy intensos si no estás acostumbrado al sabor. Por eso, es mejor empezar tomando uno cada varios días para acostumbrar tu paladar a los sabores. Puedes experimentar con diferentes ingredientes hasta encontrar tu mezcla preferida. ¡Son una forma muy fácil y divertida de añadir más fruta y verdura a tu dieta! Y no olvides seguir tomando frutas y verduras en tu día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: